¡La prevención salva vidas! Afíliate hoy y adquiere la protección que necesitas
Afíliate aquí
Adenocarcinoma: Causas, Síntomas y Tratamiento

Adenocarcinoma: Causas, Síntomas y Tratamiento

Lectura de 3 minuto(s)

Los adenocarcinomas son un tipo de tumores cancerígenos que se desarrollan a partir del tejido glandular. Son unos de los tipos más comunes de tumores y pueden presentarse en múltiples partes del cuerpo.

Suelen ser tumores de rápido avance debido a que se originan a partir de tejido glandular. 

A su vez, las causas y síntomas de los adenocarcinomas pueden ser muy variados dependiendo del órgano que estén afectando.

Este tipo de tumor es la contraparte maligna de los adenomas, los cuales son tumores benignos que afectan a las glándulas. 

No todos los adenomas se convierten en adenocarcinomas. Sin embargo, si es posible su avance hasta la malignidad.

Cuáles son las causas de la aparición de adenocarcinomas

Como en el caso de la mayoría de los tumores, todavía se desconoce la causa exacta de su desarrollo. 

Además, los adenocarcinomas pueden estar asociados a diferentes causas dependiendo de a qué órgano se encuentre afectando.

Por tal razón, las causas de un adenocarcinoma de mamá difieren de las causas de la aparición de un adenocarcinoma de Colón. 

No obstante, algunas de las causas comunes del desarrollo de estos tumores son:

  • Consumo de tabaco: se encuentra asociado a la mayoría de los adenocarcinomas, especialmente el de pulmón.
  • Genética: casi todos los adenocarcinomas tienen una mayor incidencia en personas con antecedentes familiares o personales de estos tumores.
  • Obesidad y desbalances en la dieta: son factores de riesgo importantes asociados a adenocarcinomas de colon y páncreas.

Síntomas de los adenocarcinomas

Los síntomas asociados a este tipo de tumores son muy variados, porque dependen del órgano que estén afectando. 

Algunos de los síntomas de los tipos de adenocarcinomas más comunes son:

  • Pulmón: dificultad para respirar, tos que no cede, disnea, entre otros.
  • Mama: aparición de bultos indurados que no se mueven a la palpación en las mamas. Alteración de ganglios linfáticos.
  • Colon: estreñimiento, diarrea, pérdida de peso sin razón aparente, sangre en las heces.
  • Páncreas: ictericia, dolor abdominal o de espalda, alteraciones con los niveles de glucosa.

Es muy importante estar atento a cualquier síntoma que se presente. 

Esto permite asistir al médico en el momento oportuno y poder recibir tratamiento temprano para estos tumores. 

Mientras más pronto se descubran, mejores son las probabilidades de curarse por completo.

Cómo detectar el adenocarcinoma

La detección temprana del adenocarcinoma puede mejorar significativamente las posibilidades de recuperación. 

Los siguientes son algunas formas comunes de detectar este tipo de cáncer:

A través de un examen físico el médico puede detectar masas o tumores.

Mediante los análisis de sangre se pueden detectar niveles anormalmente altos de ciertas proteínas o marcadores tumorales en la sangre, lo cual puede indicar la presencia de cáncer.

Las radiografías, como las tomografías computarizadas (TC) o las resonancias magnéticas (RM), pueden mostrar imágenes detalladas del interior del cuerpo y detectar tumores.

A través de una biopsia. Se extrae una muestra de tejido del área sospechosa y se analiza bajo un microscopio para determinar si hay células cancerosas.

Dependiendo del órgano afectado, pueden ser necesarios otros estudios como endoscopias, colonoscopias, etc.

Es importante recordar que no todos los tumores son cancerosos y que algunas señales y síntomas pueden ser causadas por enfermedades no cancerosas. 

Por eso es importante consultar a un especialista en caso de tener sospecha de cáncer.

Alternativas de tratamientos

Los esquemas de tratamientos para los adenocarcinomas también pueden variar mucho dependiendo del tipo de cáncer y estado en el que se encuentre. 

En la mayoría de los casos, los tratamientos son multidisciplinarios. 

El cáncer se ataca con diferentes tratamientos, como quimioterapia y radioterapia, y siempre se busca la posibilidad de la extirpación completa del tumor mediante cirugía. No obstante, en algunos casos no es posible.

Es por esto, que el paciente diagnosticado con adenocarcinoma tiene que ir de la mano con su médico oncólogo para determinar el plan de tratamiento ideal para su caso individual, donde se determine la cantidad de quimioterapias y radioterapias que necesita el paciente.

De igual forma, los tratamientos son más conservadores cuando el cáncer es detectado en un estado temprano. 

Es por esto que es de suma importancia un diagnóstico a tiempo.



Etiquetas:

Obtén de forma actualizada todos nuestros artículos, podcasts, transmisiones en vivo y videos

Revisa estos árticulos recomendados

No te pierdas las últimas noticias sobre el mundo de la salud. Tips, guías, videos y más

El mejor plan es proteger a tu familia del cáncer

Tenemos 30 años de experiencia en prevenir y combatir el cáncer. Promovemos un estilo de vida saludable y te orientamos de la mano de médicos especialistas en oncología. Somos especialistas en cáncer.

Conoce más
foto-demo
¡Te ayudamos! star