Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

¿En qué casos se recomienda la radioterapia para tratar el cáncer?

Dr. Manuel Villarán

Sub Director Científico de Oncosalud.

marzo 5, 2019 3 min lectura

La radioterapia es una alternativa para tratar algunos tipos de cánceres. Si junto a tu médico están considerando esta opción, primero comentemos en qué casos se recomienda. Con la información que te brindamos en esta nota podrás conocer más sobre el tema para que, acompañado por tu médico, puedas tomar una decisión acertada según tus necesidades específicas.

La radioterapia o terapia de radiación es un procedimiento médico mediante el cual se usan altas dosis de radiación para destruir células cancerosas y reducir tumores. Puede ser utilizada para combatir las propias células cancerígenas o como un paliativo, para reducir o controlar signos y síntomas asociados al cáncer, como los niveles de dolor. Las ondas de alta energía más frecuentemente usadas son los rayos X, gamma, de electrones o de protones1.en-que-casos-se-recomienda-la-radioterapia

Las células crecen y se dividen para formar otras nuevas, pero las cancerígenas lo hacen a una velocidad mayor a las normales. La radiación produce pequeñas roturas en el ADN que se encuentra dentro de las células, las cuales impiden el crecimiento y división de las células cancerosas2. Al final, mueren, se descomponen y son eliminadas por el organismo.

La radioterapia se aplica de manera local, a diferencia de la quimioterapia, la cual es invasiva. Sin embargo, la radiación suele atacar netamente a la parte del cuerpo que está siendo tratada, por ello se pretende hacer el menor daño posible a las células cancerosas que se encuentran cercanas.

  • Tipos de radioterapia

Hay tres tipos de terapia de radiación. En primer lugar, tenemos a la radioterapia de haz externo, que se usa para muchos tipos de cánceres y se aplica usando un equipo médico que enfoca la radiación de manera directa sobre cáncer. Los equipos más modernos permiten un tratamiento tratamiento local, es decir, tratando de afectar la menor cantidad de tejido sano alrededor del tumor 3.

Por ejemplo, si tienes cáncer de mama, la radiación se dirigirá solo al seno afectado, no a todo el cuerpo. Los rayos usados son invisibles y no causan dolor. Además, no emitirás radiación después del tratamiento, por lo que puedes ir a casa y seguir tu rutina diaria rodeado de otras personas, incluidos los niños.la-radioterapia-recomendada-para-el-cancer

El segundo tipo es la braquiterapia, llamada también «radiación interna». Mediante este procedimiento, se coloca material radioactivo dentro del cuerpo en o lo más cerca posible al tumor, permitiendo ello que los médicos puedan aplicar dosis más altas de radiación a zonas más específicas, como el seno, cabeza y cuello, próstata, ojos, cuello uterino y algunos tipos de cáncer de tiroides.

Este segundo tipo de radioterapia puede causar menos efectos secundarios que el primero. Finalmente, tenemos a la radiación sistémica, mediante la cual se administran medicamentos radiactivos por vía oral o intravenosa. Luego de administrados, estos viajarán por todo el cuerpo.

  • ¿Cuándo se recomienda la radioterapia?

Podemos recurrir a la radioterapia para lograr alguno de estos tres objetivos: curar o reducir el tamaño de tumores cancerígenos en etapa temprana, evitar que el cáncer recurra en otro lugar o tratar los síntomas causados por el cáncer avanzado1. La mayoría de los tipos de radioterapia no llegan a todas las partes del cuerpo, por lo que no son útiles en el tratamiento del cáncer que se ha propagado a muchos lugares.

La radiación puede afectar también a las demás células, pero, como están sanas, es altamente probable que se recuperen y funcionen normalmente muy pronto. Sí es importante evitar el embarazo mientras se recibe la radiación, ya que puede causar daño al bebé. Si estás o pudieras estar embarazada, o si crees que hay posibilidades de que ello suceda durante el tratamiento, infórmaselo a tu médico de inmediato.cuando-se-recomienda-la-radioterapia

Es importante que mantengas permanente comunicación con tu médico para conocer las necesidades específicas del tipo de cáncer que tienes y qué tipos de tratamiento te serán más beneficiosos. Si optan por la radioterapia, este artículo te permite darte una idea de sus características y funcionamiento para tomar una decisión. 

CTA - PP- Cáncer de Piel

 

 

Referencias:

1. American Cancer Society (2017). Conceptos básicos de la radioterapia. Recuperado de: https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/tipos-de-tratamiento/radioterapia/conceptos-basicos.html

2. Instituto Nacional del Cáncer (2018). Radioterapia para tratar el cáncer. Recuperado de https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/tipos/radioterapia#ui-id-2

3. American Cancer Society (2017). Radioterapia externa. Recuperado de: https://www.cancer.org/es/tratamiento/tratamientos-y-efectos-secundarios/tipos-de-tratamiento/radioterapia/radioterapia-externa.html

4. Mayo Clinic (2018). Braquirradioterapia. Recuperado de: https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/brachytherapy/about/pac-20385159

5. Instituto Nacional del Cáncer (2018). Radioterapia de haz externo para el cáncer. Recuperado de https://www.cancer.gov/espanol/cancer/tratamiento/tipos/radioterapia/haz-externo

 

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.