Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

x

Cáncer Oral

Dr. Manuel Villarán

Gerente de Proyectos Médicos.

febrero 9, 2020 6 min lectura

Este tipo de cáncer es conocido con el nombre de cáncer oral o cáncer de orofaringe. Estos son los dos tipos de cáncer más habituales que pueden aparecer en la región del cuello y de la cabeza.

En la cavidad oral se incluyen las zonas de legua y los labios. Este mal ataca las zonas adyacentes como, por ejemplo, la parte interna de las mejillas, el piso de la boca, las encías y también el paladar.

La orofaringe se inicia donde termina la cavidad oral. Esta incluye al paladar blando de la parte posterior de la boca, la parte de la garganta detrás de la noca, las amígdalas y también la base de la lengua. Estos dos lugares la cavidad oral y la orofaringe, junto con otras partes de la cabeza y el cuello ayudan a la capacidad de la persona de poder masticar, tragar, respirar y hablar.

Un gran número de los casos de cáncer oral y orofaringeo son carcinomas de células escamosas. Esto significa que se originan en las células planas escamosas que se encuentran localizadas en el revestimiento interno de la garganta y de la boca. Los lugares más usuales done podría aparecer el cáncer oral son las amígdalas, la lengua, la orofaringe, las encías y también en el piso de la boca.

El cáncer se desarrollará cuando las células normales cambien y empiecen a aumentar sin control y lleguen a formar una masada conocida con el nombre de tumor. Este tumor podría ser de dos tipos:

  • Benigno. Este tumor no se diseminará.
  • Canceroso. También llamado maligno, podría diseminarse a otras partes de nuestro cuerpo. 

¿Cómo se ocasiona el cáncer oral?

Existen distintos tipos de factores que ocasionan cáncer oral. Algunos factores no pueden cambiarse; por ejemplo, su raza o edad. Otros factores podrían estar vinculados con elecciones personales; por ejemplo, beber, la alimentación o fumar.

Algunos pacientes con cáncer oral presentan ciertos factores de riesgo o, en algunas oportunidades, ningún factor de riesgo conocido. En cambio, otras personas pueden presentar varios factores de riesgo y nunca llegar a desarrollar este mal.

Aun si se trata de una persona con factores de riesgo, no es posible saber con total seguridad hasta qué punto estos ayuden a producir el cáncer.

  • El consumo de tabaco. La gran mayoría de los pacientes con cáncer oral y orofaríngeo consumen tabaco. El humo del tabaco procedente de cigarrillos o pipas podría causar cáncer en cualquier parte de la garganta o de la boca, así también como cáncer de laringe, esófago, riñones, pulmones y vejiga.
  • Consumo de bebidas alcohólicas. El consumo de bebidas alcohólicas eleva el riesgo de sufrir cáncer oral y orofaríngeo. Alrededor de 7 de cada 10 pacientes con cáncer oral son bebedores empedernidos.
  • Incidencia según el sexo. Los tipos de cáncer oral y orofaríngeo son dos veces más habituales en los hombres que en las mujeres. Es posible que esto se deba a que los hombres han sido más propensos al consumo de bebidas alcohólicas y tabaco en el pasado.
  • Edad. Los cánceres de cavidad oral y orofaringe a menudo tardan muchos años en formarse, de manera que no son habituales en las personas jóvenes. La mayoría de los pacientes afectados por estos cánceres tienen más de 55 años de edad cuando se les detecta la enfermedad por primera vez.
  • También son considerados entre factores de riesgo otras afecciones como el sistema inmunitario débil, mala limpieza dental y bucal, infección por el virus del papiloma humano, úlceras bucales e irritación crónica en la boca.

 boca abierta mostrando dientes

Síntomas del cáncer oral

Existen ciertos signos o síntomas que presentan las personas con cáncer oral. En algunas ocasiones, las personas con esta enfermedad no muestran ningún tipo de síntoma. Sin embargo, estos podría producirse por otro tipo de afección medica que no sea el cáncer.

A menudo, el dentista será la primera persona que podrá detectar este tipo de cáncer, y lo hará durante un examen de rutina. Es por ello lo importante del examen de cavidad oral.

  • El síntoma más común es la presencia de herida en el labio o en la boca que no cicatriza.
  • Mancha blanca o roja en la lengua, las amígdalas, las encías, o el revestimiento de la boca.
  • Bulto en la garganta, la boca, el cuello, el labio o sensación de engrosamiento de la mejilla.
  • Sensación de algo atorado en la garganta o dolor de garganta persistente.
  • Adormecimiento de la lengua o de la boca.
  • Sangrado y dolor en la boca.
  • Dificultad para tragar, masticar, mover la mandíbula o la lengua.
  • Dolor de mandíbula y oído.
  • Mal aliento crónico.
  • Dolor de dientes o pérdida de piezas dentales o muelas.
  • Pérdida de peso sin razón aparente.
  • Pérdida del apetito, en especial cuando es prolongada. Esto podría suceder durante los estados más avanzados de este mal.

programas oncologicos prevencion

Tratamiento del cáncer oral

El diagnóstico se puede dar a través de una biopsia tomada de las heridas, si es que el enfermo las tuviera, de la boca, las encías, la lengua u otras áreas cercanas.

El tratamiento de estos cánceres dependerá de la ubicación del tumor y del grado de avance de la enfermedad (I, II, III y IV). El cáncer puede haberse diseminado a otras partes del cuerpo para el momento de su detección. Las vías de propagación son a través del tejido, del sistema linfático y por medio de la sangre.

Como en la mayoría de los cánceres, el tratamiento es una vinculación entre la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia. Como terapias coadyuvantes, se puede utilizar terapias para mejorar las facultades pérdidas o deterioradas como el habla, la masticación o la habilidad para tragar.

Las principales opciones de tratamiento para las personas con cánceres orales y de orofaringe son:

Cirugía

Se podrían utilizar varios tipos de operaciones para tratar los tipos de cáncer oral y la orofaringe. Dependiendo de donde se encuentre el cáncer y su etapa, se podrían usar distintas operaciones para remover el cáncer.

Luego de extraer el cáncer, se podría utilizar la cirugía reconstructiva para ayudar a restaurar la apariencia y función de las áreas afectadas por el cáncer o su tratamiento.

Radioterapia

La radioterapia utiliza rayos X o partículas de alta energía para eliminar las células cancerosas o desacelerar su velocidad de crecimiento. La radioterapia se podría emplear en varias situaciones para casos de cáncer oral y de orofaringe:

  • Se podría emplear como el tratamiento principal para tumores pequeños.
  • Los pacientes con tumores cancerosos más grandes podrían requerir tanto cirugía como radioterapia, una combinación de radioterapia y quimioterapia, o un medicamento dirigido.
  • Luego de la cirugía, se podría utilizar radioterapia, ya sea sola o con quimioterapia, como un tratamiento adicional (adyuvante) para tratar de destruir cualquier depósito pequeño de cáncer que no se pudo extirpar durante la cirugía. A esto se le denomina radioterapia adyuvante.
  • La radiación se podría emplear (junto con quimioterapia) para tratar de reducir el tamaño de algunos cánceres más grandes antes de la cirugía. A esto se le denomina terapia neoadyuvante. En ocasiones, esto posibilita el uso de una cirugía menos radical y la extirpación de menos tejido.
  • La radioterapia también se podría emplear para aliviar los síntomas del cáncer más avanzado, como hemorragias, dolor, dificultad para tragar y problemas causados por la metástasis en los huesos.

Quimioterapia

La quimioterapia es el empleo de medicamentos anticancerosos para tratar el cáncer. Para los cánceres de cavidad oral y de orofaringe, los medicamentos se administran por vena o en forma oral. Esto les permite entrar al torrente sanguíneo y alcanzar el cáncer que se ha propagado a órganos que están fuera de la cabeza y el cuello.

Estos tratamientos se podrían utilizar combinados o solos, dependiendo de la ubicación y de la etapa del tumor. En general, la cirugía es el primer tratamiento para los tumores cancerosos de la cavidad oral y podría ser seguida por radiación o por una combinación de radiación y quimioterapia, como los cánceres de orofaringe.

¿Cómo se previene el cáncer oral?

Los especialistas, hasta el momento, continúan buscando otros factores que podrían causar cáncer oral; asimismo, qué podrían hacer las personas para reducir el riesgo de padecerlo. De momento no existe una forma comprobada de prevenir la enfermedad; sin embargo, hay medidas que se pueden tomar para reducir el riesgo de cáncer.

Algunos de los factores de riesgo de cáncer oral son imposibles de controlar, como la edad. Sin embargo, otros tipos de riesgo sí se pueden controlar realizando elecciones saludables en el estilo de vida, también deteniendo el consumo de productos derivados del tabaco. Esto es lo más importante que una persona podría realizar para poder aminorar el riesgo de cáncer oral.

De igual forma. la corrección oportuna de problemas dentales y también una buena limpieza bucal bien podrían a ayudar a mantenerse alerta.

programas oncologicos prevencion

 

Referencias: 

US Department of Health and Human Services (1989). Reducing the health consequences of smoking: 25 years of progress. A report of the Surgeon General. Atlanta: Centers for Disease Control.

Gillison M.L. (2009). "HPV and prognosis for patients with oropharynx cancer". European Journal of Cancer, 45 (SUPPL. 1), pp. 383-385. Recuperado de: https://www.ejcancer.com/article/S0959-8049(09)70058-9/pdf 

Jitender, Solanki et al. “Screening for Oral Cancer.” Journal of Experimental Therapeutics & Oncology. Vol. 11, no. 4, 2016, pp. 303-307. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27849341

Tu lucha, mi lucha

 

Suscríbete gratuitamente a nuestro boletín y recibe recomendaciones
de prevención, tratamientos, alimentación y señales de riesgo del cáncer
.