Tu lucha, mi lucha

Te acompañamos en cada momento de tu vida y te ayudamos a cuidar tu salud.

Categoría | Tipos de Cáncer, Cáncer de ano Miércoles 01 Junio 2016

Cáncer de Ano

¿Qué es el Cáncer de Ano?

El cáncer de ano es una neoplasia poco frecuente de tejido maligno que se localiza en el canal anal y en la parte anterior al ano. Sin embargo el cáncer de ano se cataloga entre los tumores de intestino grueso, hay una diferencia básica entre este y los canceres de recto y de intestino grueso.

En el canal anal la mucosa que se encuentra en el recto se transforma lentamente en piel anal. El ano está formado en parte por las capas externas de la piel y en parte por el intestino. También dos músculos en forma de anillo, los cuales reciben el nombre de músculos esfínteres, las cuales cumplen la función de abrir y cerrar la abertura anal, con el objetivo de dejar pasar las heces a fuera del cuerpo. Esta zona de transición es anatómicamente compleja y muy sensible. Los tumores cancerosos del canal anal, referente a su biología, a las reacciones del tratamiento y a los factores de riesgo, son similares a los carcinomas de células escamosas de la piel, que a los tumores malignos del intestino conocido también como adenocarcinomas. Los carcinomas de células escamosas abarcan alrededor el 75% por cierto de los carcinomas anales, de igual forma se le conoce como carcinomas cloacogénicos.

El cáncer que se forma en los bordes del ano se nombra carcinoma epidermoide de ano y forma parte del grupo de los tumores de piel.

¿Cómo se ocasiona el Cáncer de Ano?

Generalmente el cáncer de ano se asocia con el virus del papiloma humano (VPH), aquel que produce verrugas dentro y alrededor del ano y en el cuello del útero. Las personas que hayan tenido esta enfermedad pueden desarrollar este tipo de cáncer. También las personas que han tenido un trasplante y han tomado diversos medicamentos para suprimir sus sistemas inmunitarios y los infectados con el VIH pueden ser más propensas a tener esta enfermedad. Así mismo, las personas que han tenido una inflamación local crónica o han tenido una radiación pélvica para cáncer de recto, próstata, vejiga o cuello del útero tienen un mayor riesgo.

También las personas mayores de 50 años tienen un mayor riesgo de padecer esta enfermedad, las personas que practiquen sexo anal, tienen un riesgo mayor, es importante conocer que el tabaco aumenta el riesgo de la mayoría de los cánceres, incluido el cáncer de ano, tener una inflamación local crónica, tiene un riesgo ligeramente mayor las personas que durante mucho tiempo tienen heridas abiertas o fístulas anales, radiación pélvica, tiene un riesgo mayor las personas que han recibido terapia de radiación pélvica para cáncer de recto, próstata, vejiga o cuello del útero.

Síntomas del Cáncer de Ano

Varios casos de cánceres de ano pueden detectarse en una etapa inicial. Con frecuencia los síntomas son: hemorragia del recto o del ano, sensación de un bulto o masa en la abertura del ano, dolor en la zona, comezón persistente o recurrente, cambio en los hábitos de defecación, heces más angostas, secreción del ano, ganglios linfáticos (glándulas) hinchados en las zonas del ano y la ingle.

Existe alrededor un 20% por ciento de pacientes que no presenta ningún tipo de síntoma.

Otras enfermedades benignas tienen también los mismos síntomas, como por ejemplo las fístulas, las hemorroides o las fisuras anales, por lo que se debe de pensar en excluir un cáncer de ano o canal anal cuando los síntomas son permanentes y se agravan con el paso del tiempo.

Los condilomas anales o anorectales están vinculados con la infección por el virus del papiloma humano, la homosexualidad y la práctica del sexo anal. En la actualidad se sabe que suponen un factor de riesgo para el cáncer de ano.

Cuando el tumor está más avanzado, podría originar bultos en las ingles o aparición de síntomas más comunes como el cansancio, la fiebre, la pérdida de peso y la pérdida de apetito.

Tratamiento del Cáncer de Ano

Hay tres tipos básicos de tratamiento para el cáncer de ano. El primero es una cirugía que extirpará todo el cáncer; el segundo es una terapia de radiación donde se utiliza una dosis alta de rayos X para eliminar las células cancerosas; y por último la quimioterapia que comprende el uso de medicamentos para eliminar células cancerosas. En muchos casos se utiliza un tratamiento que incluye la terapia de radiación y quimioterapia para eliminar este tipo de cáncer.

Encontramos varios tipos de tratamiento disponibles para los pacientes con cáncer de ano. Algunos tratamientos se encuentran en evaluación de ensayos clínicos y otros tratamientos son estándar. El primero es un estudio de investigación que realizan los expertos, el cual procura mejorar los tratamientos actuales y obtener mayor información sobre los nuevos tratamientos para los pacientes con cáncer de ano. Cuando los ensayos clínicos dan a conocer que un tratamiento estándar no es mejor que un tratamiento nuevo, ya que el tratamiento nuevo bien se podría convertir en el futuro en un tratamiento estándar. Los pacientes deberían pensar en participar en un ensayo clínico. Varios de estos estudios están abiertos solo para los pacientes que no han iniciado un tratamiento.

Se emplean tres tipos de tratamiento estándar:

  • Radioterapia: Este es un tratamiento contra el cáncer de ano, el cual emplea rayos X de alta elevada energía o quizás otros tipo de radiación para destruir las células malignas. Hasta el momento existen dos tipos de radioterapia. Una es la radioterapia externa en el cual se emplea una maquina fuera del cuerpo para poder enviar radiación hacia el cáncer. El otro es la radioterapia internet en la cual se usa una sustancia radioactiva sellada en semillas, alambres, catéteres o agujas, que se colocarán directamente dentro del cáncer o cerca de él. La forma en que se administra la radioterapia va a depender del tipo y del estado del cáncer que se este tratando.
  • Quimioterapia: La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer de ano que usa medicamentos para frenar el tamaño de células cancerosas, impidiendo su multiplicación o eliminándolas. Cuando la quimioterapia se toma por vía oral o se inyecta en una vena o en un músculo, los medicamentos entran al torrente sanguíneo y podrían alcanzar las células cancerosas en todo el cuerpo, a esto se le denomina quimioterapia sistémica. Cuando este tratamiento se coloca directamente en el líquido cefalorraquídeo, en un órgano o una cavidad corporal como el abdomen, los medicamentos afectan fundamentalmente las células cancerosas de esas áreas, a esto se le denomina quimioterapia regional. La forma en que se administra la quimioterapia dependerá del tipo y el estado del cáncer que se está tratando.
  • Cirugía:
    • Resección local: Procedimiento quirúrgico en el cual se corta el tumor del ano junto con parte del tejido sano que lo rodea. La resección local se podría emplear si el cáncer no se diseminó y si es pequeño. Con este método se podrían preservar los músculos esfínteres de forma que el paciente todavía pueda controlar la evacuación intestinal. Los tumores que se forman en la parte inferior del ano con frecuencia se podrían extraer mediante resección local.
    • Resección abdominoperineal: Es un procedimiento quirúrgico por el cual se extirpara el recto, el ano y parte del colon sigmoide por medio de una incisión que se realizará en el abdomen. El experto cosera el extremo del intestino, conocido como estoma, hecha en la superficie del abdomen de forma que los desechos corporales se podrían recoger en una bolsa desechable afuera del cuerpo. A esto se le conoce como colostomía. Los ganglios linfáticos que contienen cáncer también se podrán extirpar durante esta operación.

Es importante saber que el tener el virus de la inmunodeficiencia humana podría afectar el tratamiento del cáncer de ano.

El tratamiento del cáncer de ano podría perjudicar aún más el sistema inmunitario ya debilitado de los pacientes que tienen el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). Es por este motivo, que los pacientes con VIH y con cáncer de ano suelen tratarse con dosis más bajas de medicamentos y radiación que los pacientes que no tienen VIH.

En la actualidad se están probando nuevos tipos de tratamiento en ensayos clínicos.

Radiosensibilizadores: Estos son medicamentos que incrementan la sensibilidad de las células tumorales a la radioterapia. La combinación de radiosensibilizadores y radioterapia podría eliminar más células tumorales.

En la actualidad un gran número de los tratamientos estándar están basados en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participen en un ensayo clínico, podrían recibir el tratamiento estándar o estar entre los primeros en poder recibir el nuevo tratamiento. Los pacientes que puedan llegar a participar en los ensayos clínicos, ayudaran a favorecer la forma en que se tratará en el futuro el cáncer de ano Aunque lamentablemente los ensayos clínicos no nos den tratamientos nuevos eficaces, sin embargo a menudo responden a preguntas importantes y de esta forma ayudan a avanzar con la investigación.

¿Cómo se previene el Cáncer de Ano?

El cáncer de ano se podría prevenir al reducir considerablemente los factores de riesgo y acudiendo periódicamente al doctor para realizarse revisiones médicas Algunos de estos factores son: se debería evitar el sexo anal y también las infecciones del virus como podrían ser el virus del papiloma humano y el VIH. Es sumamente importante el usar preservativos cuando tenga cualquier tipo de relación sexual. Sin embargo, los preservativos no eliminarán el riesgo de infección, pero si lo reducen considerablemente. Asimismo como en otros tipos de cáncer el dejar de fumar disminuye el riesgo de padecer este mal, incluyendo el cáncer de ano.

Las revisiones médicas realizadas para la detección del cáncer de ano podrían efectuarse en personas con mayor riesgo de padecer este mal. La detección del cáncer de ano podría incluir algunas pruebas, como por ejemplo de papanicolau anal o anoscopia. El primero es igual que el de la prueba que se emplea para detectar el cáncer cervical en la mujer, aquí se incrustará un hisopo en el canal anal y las células que se extraerán al sacarlo se examinaran en un microscopio. La segunda evaluara el canal anal con un aparato de observación especial, el cual permitirá al experto examinar visualmente el revestimiento del canal anal. Las personas cuyos resultados son anormales en el papanicolau anal, estos deberían realizarse una anoscopia de seguimiento para poder examinar el canal anal.

Cuyas personas que tenga un mayor riesgo de padecer esta enfermedad deberían acudir con un especialista, Entre las personas que tienen un riesgo particularmente alto están incluidos las personas que tienen varias parejas sexuales, los hombres portadores del VIH, las mujeres con antecedentes de verrugas cervicales y a las personas que se les haya detectado cambios precancerosos en el cuello del útero y también están incluidos los hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

 

afiliate programa oncologico

 

¡Descárgala ahora!
¡Descargar ahora!
Cotiza